Winter is Coming (Se viene el invierno)

28.04.2019

La frase de la popular serie "Game of Thrones" nunca pudo ser mejor definición de hacia dónde va la crisis mundial del capitalismo. "Se viene el invierno" es la frase que grafica la entrada en recesión de la economía mundial. Todos los datos muestran que el capitalismo se está desacelerando como finalmente lo reconocen el FMI, el Banco Mundial, gobernantes, funcionarios y banqueros defensores del capitalismo.

Por fin los popes del capitalismo mundial reconocen lo que ya es inocultable: La economía mundial se desacelera. Empujada hacia abajo por China, la perspectiva de una recesión global aparece como una amenaza en el horizonte, lo que contradice lo que las autoridades económicas y políticas del capitalismo mundial afirmaban en el 2017, cuando eufórica Janet Yellen entonces presidenta de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) afirmó: "¿Puedo decir que nunca más habrá otra crisis financiera?...Probablemente estaría yendo muy lejos, pero sí creo que estamos más seguros y espero que no ocurra durante nuestra vida...". Las autoridades políticas y económicas del capitalismo mundial pretendieron hacernos creer que entrabamos en una nueva etapa que implicaba el final de la crisis, pero la realidad está refutando sus dichos.

Los datos son concluyentes. Según la economista del FMI Gita Gopinath, el crecimiento de la economía mundial cayó a un 3,6% en 2018 y se proyecta que caiga aún más en 2019 a un 3,3%. Gita Gopinath, economista del FMI, ha proporcionado estos datos, a la vez que todos los indicadores muestran el retroceso: La economía de EE.UU crece este año bordeando la recesión con un 2,3%, y proyecta caer en recesión con un crecimiento del 1,8 % para el 2019. Europa está en recesión con un 1,3%, Alemania en recesión con un 0,8%, Francia en recesión con un 1,1%, Inglaterra en recesión con el 1,1%, Japón en recesión con el 1%, todas economías imperialistas están en debacle. Respecto de las demás economías capitalistas China cae en recesión con 6,3%, Rusia en recesión con 1,1%, Brasil en recesión con el 2%, México cae en recesión tras 23 años con el 2%, es decir, los datos son categóricos.

La economía mundial se desacelera, se enfría, lo cual agrava todos los desequilibrios del capitalismo mundial. La desaceleración tiene como principal protagonista a China, que arrastra al comercio mundial, y expone el fracaso de la política de los salvatajes implementados por los Bancos Centrales desde el 2008 para salvar a los Conglomerados Globales que dominan la economía capitalista mundial.

China: La "locomotora" ahora es un salvavidas de plomo

China con un crecimiento que alcanzo picos del 12% del PBI fue durante décadas pilar y locomotora del capitalismo mundial. Pero ahora el crecimiento de China se ubica por debajo del 7% lo que se considera recesión, y está en un 6%, algo inédito en los últimos 30 años. Todos los índices industriales de China muestran la perspectiva de esa caída, lo que pone a toda la economía mundial en la perspectiva de una recesión global, un "invierno" que puede durar muchos años, y que los jefes del capitalismo mundial buscaron evitar con los salvatajes.

China se convirtió en un pilar del capitalismo por la alta tasa de explotación que el gobierno capitalista del Partido Comunista impuso sobre su enorme y joven proletariado. Dado que existen millones de apuestas especulativas basadas en negocios que dependen de China, los índices de caída del gigante asiático provocaron un pánico en Wall Street, y una reunión de emergencia entre el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y los jefes de los 6 Conglomerados Globales que dominan la economía mundial JP Morgan Chase, Bank of América, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Wells Fargo y Citigroup.

En esa reunión se evaluó como estaban los Conglomerados Globales de dinero para afrontar un posible estallido. Pero como la reunión fue llamada repentinamente y un día domingo, cosa para nada usual en Wall Street, encendió las sospechas y alarmas de los capitalistas en todo el mundo. El 25 de diciembre del 2018, en medio de la Navidad, las bolsas del mundo sufrieron su peor derrumbe en 100 años y el peor de los últimos 10 años.

​Para frenar el derrumbe, los jefes del capitalismo tomaron dos medidas de urgencia en forma coordinada. Primero el Banco del Pueblo de China (BPC) efectuó hoy un salvataje de 570.000 millones de yuanes equivalente a 84.300 millones de dólares, o 73.781 millones de euros, en la Corporaciones de China a través de operaciones de mercado abierto, según medios especializados del país asiático, la mayor inyección en un solo día de la historia del BPC. Tras esa primera operación del BPC, las inyecciones de dinero continuaron. En segundo término, la Fed suspendió la "Operación Twist", como se conoce al programa de canje de bonos del Tesoro que aspira dólares del mundo entero y sube el precio del dólar, a la vez que freno la suba de la tasa de interés, también para bajar el precio del dólar. Si no hubieran tomado estas medidas los jefes del capitalismo mundial, Wall Street y las bolsas del capitalismo mundial se habrían derrumbado. Las tomaron, y evitaron el derrumbe, pero no pudieron evitar la entrada en recesión de la economía mundial. Son meras maniobras especulativas que impiden el estallido, pero al no solucionar los problemas de fondo solo agravan y profundizan las tendencias mas profundas de la crisis mundial 

Daniel Campos - Blog Economia Mundial
Todos los derechos reservados 2019
Creado con Webnode
¡Crea tu página web gratis!